Primicia, Primero y Mejor. Noticias del estado Bolívar Primicia, Primero y Mejor

Primicia, Primero y Mejor. Noticias del Estado Bolívar Primicia, Primero y Mejor

Cuatrín: “Junto a Proto he vivido grandes momentos”

Cuatrín es alegre y también cantarín � Ilustración PRIMICIA/Jahel Prieto


Proto López es conocido aquí y en parte de Venezuela por colgar entre sus brazos un cuatro. El maestro dijo en una oportunidad que a él le gustaría ser considerado como “un cuatrista sencillo”.

 

No se trata de una entrevista sobre Proto López, sino de un personaje que lo ha acompañado durante todas sus travesuras. ¡Sí! Es hora de hablar del cuatro del maestro. 

 

Él no se ha atrevido a colocarle un nombre, pero en una de sus clases los pequeños lo bautizaron como “cuatrín”.

 

Perfil

 

Cuatrín nació en Guiria, estado Sucre, al igual que su dueño, su acento es tradicional de allá. 

 

Habla muy rápido y sin duda tiene palabras que son característica de la región. 

 

Se considera un romántico empedernido, le encanta que las chicas lo piropeen, pero lo que más le agrada es que le pidan canciones. 

 

Cuando escucha “Proto interprete Moliendo café” se siente grandote y piensa: “Aquí el papaupa soy yo”. 

 

Cuatrín tomó vida y relató para PRIMICIA cómo han sido estos casi 50 años compartiendo con el cuatrista número uno en Ciudad Guayana. 

 

-Cuatrín, ¿Cuándo supiste que Proto y tú estarían unidos por un buen rato?

 

-¡Caray mija!, déjame recordar es que ha pasado un rato largo, pero es que Protico siempre fue bien aplicaito´. 

 

A ese muchachito desde que me pusieron entre sus brazos, me empezó a tratar con delicadeza. 

 

Desde pequeñito le inculcaron el gran valor de la música, pues en esa familia hasta el perro tocaba un instrumento. 

 

Verna mija, ven pa’ acá como que me desvié, pero es que no me acordaba del tiempo exacto, tú sabes que los viejitos a veces no tenemos reflejo. 

 

¡Ya recordé! Cuando ese muchachito me agarró a los seis años, es que ¡Caray! nunca más me soltó y ese fue el momento que dije: “¡Cómo que seremos compas pa’ largo!”

 

-¿Puede describir uno de los momentos más emocionantes que ha vivido junto a Proto? 

 

-De vivir hemos vivido mija, pero de tantos momentos, ¿Quiere que te diga uno? Eso está como forzao’, pero estamos en una entrevista seria y me tengo que comportar, ¡Así que vamos a darle!

 

Una vez estando Protico todavía pequeño chica, tenía como unos 16 años, nos embarcamos pa´ Trinidad tú sabes que eso es un saltico de Guiria. 

 

Bueno entonces nos encontramos con unos negritos que cantaban música criolla, y aquello ¡Mi madre! era un deleite, pero ¿Adivina qué? Nos llevamos una gran sorpresa, porque resulta que no sabían hablar castellano, solo se sabían las canciones y ya. 

 

Ahí nos dimos cuenta, no sé si Proto, pero yo sí, que nuestra música es valiosa. 

 

Para finalizar esta respuesta, tengo que decir que junto a Proto he vivido grandes momentos. 

 

-Por ahí me contaron que el señor Proto es zurdo y tú eres derecho, ¿Cómo es eso? 

 

-Ja, ja, ja ¡Qué buena pregunta mija!, bueno sí es que nosotros  los cuatros nacimos derecho, no puedo hacer más nada. 

 

Yo sí veía que el pobre Protico si hacía morisquetas pa’ tocarme,  decía dentro de mí: “¿Este muchachito será bruto?”; después pensaba “Caray negro, pero es que el Cambur pintón no es tan difícil”.

 

Con el tiempo me di cuenta que lo que Protico hacía era inventar o más bien ingeniársela para hacer acordes en un cuatro para derechos mientras él era zurdo. 

 

¡Todo un genio ese Protico, vale, quién lo diría!

 

-¿Cuál es para usted la mejor composición que ha hecho Proto? 

 

-El Proto de que ha hecho buenas canciones las ha hecho. Una que siempre recuerdo y no olvidaré nunca es la Gran Sabana. 

 

Esa canción marcó un antes y un después en mi vida como cuatro. 

 

Es que él le puso sentimiento y yo lo sentí. Cuando él la toca mi corazón siente que se va a salir, porque es rebonitica mija. Esa música refleja todo el pulmón vegetal que es la Gran Sabana. 

 

 ¿Tú no la has escuchado?  ¡Ay mija! Corre y escucha esa belleza de canción, porque te doy mis cuerdas si no te gusta y mira que eso significa que estoy casi seguro de que no será así. 

 

-Cuatrín, cuéntame de ti, en tantos años ¿No has tenido una experiencia cercana a la muerte? 

 

-Siéntate pa’ acá que te voy a echar un cuentico, si un gato tiene siete vidas, yo tengo 10. 

 

-¿Por qué Cuatrín?

 

-¿Cómo que por qué? Porque en más de una ocasión he estado a punto de pelar gajo. Mira, una vez fuimos a un concierto en Guasipati o El Callao, ya ni me acuerdo, pero el  recital muy bello y bonito, lo feo vino después. 

 

Nos montamos en el bus, todos contenticos pues, porque recibimos más aplausos que la palabra.

 

Después Proto me dejó en un sillón y vino un amigo de él y se sentó sobre mí, ¡Ay señor! Ahí pensé que era la hora de mi muerte. Aquí estoy, pero quedé destrozado pasé como ocho horas en una operación, ese fue mi momento más cercano a la muerte. 

 

-¿Qué es lo más bonito de asistir a las clases de música con los niños? 

 

-Todo es bonito, porque esos niños si aman tocar cuatro chico, se les nota que lo suyo es la música. 

 

Hay un muchachito que se llama Herasmo, ¡Ay vale! Sí es querendón se la pasa riendo y echando chiste, además la técnica del cuatro cruzado le queda de maravilla. ¡Todos son unas alegrías del cielo! 

 

Para el maestro Proto López dar clases es una bendición, siempre quiso ser parte del efecto multiplicador, brindar sus conocimientos a los demás y a través de sus lecciones de música lo puede lograr. 

 

Experiencia

 

Una de las experiencias más gratificante para Cuatrín y Proto fue cuando visitaron la Unión Soviética y pudieron llevar el cantar venezolano a lo más lejano de Europa. 




Leido: 732

MÁS RELACIONADAS


comments powered by Disqus





Cuatrín: “Junto a Proto he vivido grandes momentos”