Primicia, Primero y Mejor. Noticias del estado Bolívar Primicia, Primero y Mejor

Primicia, Primero y Mejor. Noticias del Estado Bolívar Primicia, Primero y Mejor

SAE a media máquina

El SAE nació con el propósito de llevar a las instituciones escolares públicas comidas balanceadas � Ilustración PRIMICIA/Maylin Maneiro


Algunos niños se sienten indispuestos de asistir a la escuela y prefieren usar su tiempo libre jugando o realizando otras actividades recreativas, pero este no es el caso de José (nombre ficticio) ya que faltar a clases puede significar no tener que comer ese día.

 

Aún no cumple los 13 años de edad, cursa sexto grado en una escuela bolivariana y además está obligado a trabajar en los supermercados embolsando para apoyar a sus padres a llevar la comida a la mesa con lo poco que gana de las propinas, en eso se van sus fines de semana.

 

Cuando no tiene actividades académicas puede pasar el día sin nada en el estómago, ya que lo que ganan sus padres y él en el supermercado, no alcanza para poder cubrir la alimentación diaria de la familia.

 

El momento en el que puede disfrutar de un almuerzo más completo es cuando va a clases y recibe la comida del Sistema de Alimentación Escolar (SAE).

 

En ocasiones, aunque no esté permitido, José lleva envases a su escuela y pide que le sirvan para poder llevar alimentos a sus padres y hermana menor.

 

A su edad, José está consciente de que los días que no come se deben a una situación en el país que escapa de sus manos, pero no puede evitar que se le quiebre la voz al hablar de lo difícil que es para él tener que asumir un rol poco común para un niño, mientras expresa sentirse mal por su realidad.

 

El sistema

El SAE nació con el propósito de llevar a las instituciones escolares públicas comidas balanceadas al estudiantado.

 

Al iniciar, su menú contaba con granos, verduras y proteínas animales, acompañados de sopa, jugos y frutas, sin embargo, en la actualidad el plato se ha visto reducido.

 

El pescado ha desaparecido, al igual que algunos jugos y frutas. Tampoco se están ofreciendo las sopas acompañantes de los platos secos.

 

A pesar de esto, el SAE sigue siendo un beneficio para los alumnos que no tienen la oportunidad de ingerir alimentos en sus casas de forma regular por cualquier circunstancia.

 

Las instituciones que forman parte de este programa reciben los rubros por parte de la red Mercal.

 

La directora de la Unidad Educativa Estadal Rafael Urdaneta, Fanny Ribas, indicó que en algún momento tuvieron que resolver desde la institución para poder ir a buscar la mercancía, ya que los transportes no estaban funcionando por la situación de los repuestos de los vehículos.

 

La UEE Rafael Urdaneta tiene una matrícula de 274 estudiantes de educación inicial. Además de ofrecer el desayuno y el almuerzo, a los escolares se les realizan un estudio antropométrico, para poder saber si están en un rango corporal saludable. También, de acuerdo al resultado que arroje se sirven los platos de comida.

 

Media máquina

Adalgiza Thomas, supervisora de la parroquia Unare, explicó que en las escuelas han tenido que hacer algunos ajustes.

 

Thomas, quien está encargada de inspeccionar los programas en las escuelas, dijo que sí han llegado los alimentos para ofrecer los desayunos y almuerzos a los jóvenes, además de poder variar el menú diariamente.

 

Sin embargo, admitió que hay momentos en que ha llegado a faltar la proteína cárnica, pero no se ha dejado de dar la comida a los estudiantes en los planteles, ya que resuelven sustituyendo con otro contorno, para garantizar el beneficio.

 

Estudiantes de la UEE Rafael Urdaneta indicaron sentirse a gusto con las comidas que ofrecen en la institución. Mientras que unos aseguraron comer igual que en sus hogares, otros dijeron consumir más en el plantel que en sus viviendas.

 

La directora de la Unidad Educativa Bolivariana Auyantepuy, Meisy Cabrera añadió que desde la institución están enfocados en poder cubrir la necesidad de los menores de edad. En la institución que tiene una matrícula de 615 estudiantes, se han tenido que recortar las porciones ofrecidas para cubrir la demanda.

 

“Cuando no tenemos, sustituimos las carnes con caraota y se las damos con arroz”.

 

También aseguró que las frutas ya no están llegando, aunque antes ofrecían jugos de guayaba o lechosa, ahora han tenido que resolver sustituyendo las frutas con zanahoria y remolacha para hacer un “tres en uno”.

 

Cabrera indicó que las veces que los jóvenes asisten más a clases es cuando llegan las comidas, además que es muy común que los niños lleguen con envases para llevar comida a sus casas.

 

Por su parte, el profesor de la Escuela Básica Nacional Libertador Bolívar, parroquia Dalla Costa, José Franceschi recordó que al inicio del año académico los niños se mostraban muy débiles.

 

“Llegaban y estaban sin fuerzas, en el piso, a algunos les preguntabas y decían que no comían desde el fin de semana”, aseguró.

 

Además, contó que a inicios de año pasado tuvieron un caso de una estudiante que presentó vómitos y desmayo por no haberse alimentado correctamente.

 

“Ya no llega la comida como antes que daban hasta yogurt y sopas, a veces solo tenemos para darles verduras, granos o arroz pelado”.

 

A pesar de los ajustes de menú y recortes de raciones, en las instituciones coinciden que a pesar de las fallas, el programa es necesario para los jóvenes.

 

Los entrevistados coincidieron en tener que buscar soluciones para garantizarles los platos a los estudiantes, ya que muchos de ellos llegan sin haber comido en sus hogares.

 

Thomas, por su parte, aseguró que este es un beneficio necesario para estudiantes y comunidad.

 

Alternativas

En la Unidad Educativa Bolivariana Auyantepuy, parroquia Unare, Puerto Ordaz, han aplicado el proyecto Manos a la Siembra para poder autoabastecerse.

 

La directora de la institución, Meisy Cabrera, destacó que los estudiantes lograron cosechar plátanos y algunas verduras, lo cual les sirve de apoyo para complementar los platos de comida. Sin embargo, Cabrera denunció que en ocasiones la recolección ha sido hurtada.




Leido: 596

MÁS RELACIONADAS


comments powered by Disqus





SAE a media máquina