Primicia, Primero y Mejor. Noticias del estado Bolívar Primicia, Primero y Mejor

Primicia, Primero y Mejor. Noticias del Estado Bolívar Primicia, Primero y Mejor

Yukency Sapucki: Soy una mujer de retos

Hace tres aos sufre de alopecia areata CORTESA YUKENCY SAPUCKI


Si el Miss Venezuela 1986 hubiese tenido un reality al estilo del actual Todo por la corona, la producción se hubiera dado vida con todos los cuentos tras bastidores del certamen de ese año. Fue uno de los concursos más productivos pues no sólo coronó a Bárbara Palacios (Miss Trujillo) sino que otras de las concursantes se abrieron paso en la TV, la radio y las pasarelas, tras desfilar la noche “más linda del año”. La lista incluye a figuras como Maite Delgado (Anzoátegui), Catherine Fulop (Dep. Vargas), Raquel Larez (Sucre), Carolina Perpetuo (Miranda) y Yukency Sapucki (Amazonas). El certamen fue el viernes 9 de mayo en el Teatro Municipal. Yukenci Sapucki, 27 años después, lo recuerda clarito. “Déjame rebobinar. ¡Eso no fue ayer oíste!”, comenta entre risas Miss Amazonas 1986, quien conversó con PRIMICIA.

 

Oportunidad

“Se decía que iba a ganar María Begoña Juaristi, pero al final la ganadora fue Bárbara Palacios”, rememora la morena. A Juaristi no le fue tan mal, pues ganó la banda de Miss Venezuela World 1986.

 

-¿Y tu en qué lugar quedaste?

-Yo quedé de nada. (Jajaja). Yo vi la supuesta lista y creo que quedé como de número 13. -¿Qué fue lo primero que hiciste luego del certamen? -Lo primero que hicimos fue que salimos corriendo, todas las mujeres, y nos fuimos a comer pizza al CCCT.

 

-Se dice y se recalca siempre que el Miss Venezuela es un trampolín. ¿De qué te sirvió participar en el Miss Venezuela?

-Me sirvió de trampolín. El certamen te cambia la vida, ya la gente te conoce porque si estuviste en el Miss Venezuela a ti, en esa época la gente te esperaba en la calle. Antes la gente hasta te tocaba cuando ibas a la calle después de salir en televisión. Haces contactos, tienes la proyección, la publicidad.

 

-¿Prefieres la faceta de miss o la de modelo?

-Ser modelo, totalmente.

 

-¿En tu año también habían pronósticos de los “missólogos”?

-Sí. Eso es como cuando tu organizas un reinado en un kinder, tu sabes quien puede ganar. Así es el Miss Venezuela pero a otra escala. En ese tiempo se decía que la Miss Venezuela era María Begoña, hasta que la entrevistaron, porque cuando habló Bárbara Palacios, todo cambió. Nosotros pensábamos que la ganadora era María Begoña porque tenía el estilo de Irene áez. Pero cuando Bárbara hablaba se “comía” a todo el mundo.

 

-Si hubiera existido un reality como Todo por la corona en tu año de concurso ¿quién hubiese sido la miss bochinchera? ¿quién la tramoyera?

-La cómica era Grizel Herrera (Miss Delta Amacuro) que ganó Miss Amistad. Maite en ese año imitaba a Carmen Victoria Pérez.

 

-¿Cómo ha cambiado la preparación de las misses?

-Pudo haber cambiado ahora después que murió María Callay. Ella en mi época era la que daba las clases. A mi quien me dio pasarela fue María Callay. En ese tiempo no daban etiqueta y protocolo. Las clases de oratoria, como las que ahora las da el profesor Briceño, no las recibíamos. Antes todo era como más general ahora están segmentadas las áreas de preparación de las misses.

 

Siempre activa

“Cuando terminé el Miss Venezuela comencé a desfilar”, apunta Sapucki.

“En esa época tu vivías del modelaje. Diariamente tu tenías show room, desfiles, viajé muchísimo, hice muchas fotos. Viajé a Puerto Rico, España, México. Ya en los 90 me voy con Kosiuko a Las Vegas, Houston (EEUU).Yo hice de todo”. También estuvo en una revista musical en República Dominicana, en Televisión Española en un programa de verano.

 

-¿Crees que hay reservas o estéreotipos fijos para las modelos morenas o negras en el mundo del modejale y los concursos?

-Siento que hay un racismo sutil. En mi época era más marado. Ahora tu ves más morenas en televisión. Antes la negrita era la cachifa, ahora es hasta dueña de la casa. En mi caso yo no trabajaba mucho aquí, trabajaban con una agencia para modelosmorenas en lugares como Barbados, Jamaica, Trinidad.

 

Afrontar un nuevo reto

Hace tres años, estando en Venezuela, Sapucki notó que empezó a perder cabello. Al principio no le prestó mucha atención pero luego, estando en República Dominicana, se profundizó el problema. Investigando en Internet con su amiga Carolina López dieron con las características de lo que padecía: alopecia areata. En Dominicana fue a un hospital dermatológico donde comenzó un tratamiento de inyecciones directamente en la cabeza. Vio un video en Internet de una chica con el mismo padecimiento que se cortó todo el cabello y luego le volvió a salir, Sapucki decidió emular la acción. “Yo tenía el cabello más abajo de la cintura”, apunta.

Pero al no ver mejoría, decide venirse a Venezuela. Comenzó de nuevo el tratamiento que había detenido. “Y lo primero que hice fue engordar diez kilos y eso me pegó mucho. Yo venía de desfilar en años anteriores en el Dominicana Fashion Week, desfilé con Mayela Camacho y Alexis Carballosa. Cuidaba mucho mi cuerpo”.

Luego empezó a salirle un poco el cabello pero al precio de tratamientos agresivos. “90 puyadas en esa cabeza, súper doloroso. Esteroides inyectados. Pero a los dos meses tuve un rebote. Ahora perdí las pestañas y las cejas”. Abandonó el tratamiento. Yuckenci, quien ya tiene un año en el país, ha consultado otros tratamientos, pero no ha dado con un que sea efectivo y que no dañe otros órganos de su cuerpo.

 

Luchadora

El padecimiento le ha permitido conocer otras historias de personas con alopecia. Ahora lidera un iniciativa de crear una fundación para apoyar a personas que también sufran de pérdida de cabello. Tiene en planes hacer una muñeca calva. “Para que las niñas que padecen alopecia se sientan identificadas y también sepan que son lindas”. Ve la belleza desde un lado más maduro pero no deja de verse afectada.

“A veces lloro y me veo fea frente al espejo, y otras veces me arreglo y salgo a la calle, me siento chévere, pero oye, yo soy un ser humano”, confiesa la exmiss. Nada la detiene. En la actualidad, Yukenci Sapucki se mantiene activa a las pasarelas con las mismas ganas que aquella jovencita que participó en el Miss Venezuela 1986. “Quiero concientizar a la gente (a través de una campaña, charlas, comerciales, llegar a las escuelas) para que sea más sensible con los que somos diferentes”, finaliza.

 

Debutará en teatro

Yukency Sapucki debutará en teatro. Manuel Bastos la invitó a participar en la comedia Aunque te vistas de seda, pargo te quedas. Su personaje es “Esbel-tez”, es una mujer ordinaria. “tengo los nervios de punta”, dice la modelo. “Yo soy una mujer de retos. Y si lo hago mal pues me reiré de mi misma”, destaca Miss Amazonas 1986. La obra se estrenará en pocos días en e Teatro Chacaíto.





Leido: 1207

MÁS RELACIONADAS


comments powered by Disqus

Yukency Sapucki: Soy una mujer de retos