Primicia, Primero y Mejor. Noticias del estado Bolívar Primicia, Primero y Mejor

Primicia, Primero y Mejor. Noticias del Estado Bolívar Primicia, Primero y Mejor

Hallan enterrados a vecinos desaparecidos

Delincuentes cavaron una fosa para sepultar los cuerpos � Cortesa


Sepultados fueron localizados los cadáveres de dos hombres, la noche de este lunes. Los cuerpos de Adrián Ricardo Morillo Bellorín y Karlin Avirad Bordones Villasmil, estaban a dos metros de profundidad en una zona boscosa del sector Puerto Libre, específicamente en la calle El Hueco.

 

Todo apunta a que sus verdugos los asesinaron y enterraron el mismo día de su desaparición, el pasado 4 de diciembre. Ambos eran rastreados por sus familiares y por los agentes del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc).

 

Las averiguaciones iniciaron dos días después de la desaparición, cuando los allegados del par se presentaron en la sede del Cicpc para denunciar el hecho.

 

El análisis de telefonía celular fue el primer paso de las pesquisas, desde entonces le seguían los pasos a los presuntos implicados. Un mes prácticamente les costó a los especialistas localizar a uno de los involucrados en la desaparición.

 

Aunque los allegados de las víctimas sospechaban que estaban muertos, lo confirmaron la noche del lunes, cuando una comisión del Cicpc atrapó a Edixon José Habanero Febres, de 24 años, alias el Culantro y este contó a los detectives todo lo que sabía. Al sospechoso lo capturaron en una vivienda del sector UD-145, informó una fuente no oficial.

 

Los llevó a la fosa

El Culantro sabía que estaba perdido así que comenzó a relatar el hecho y especificó el sitio exacto donde enterraron los cadáveres. Los detectives adscritos al Eje de Homicidio partieron al sector.

 

Eran aproximadamente las 8:00 de la noche cuando la comisión salió al lugar descrito por el Culantro, una zona enmontada, con poca luz y mucha tierra. Con palas y linternas en mano ubicaron el punto exacto de las fosas y comenzaron a cavar.

 

Durante varios minutos los expertos sacaron tierra hasta que se toparon con una lámina de zinc, al levantarla visualizaron los cuerpos completamente descompuestos.

 

Al parecer, el crimen ya había sido planificado, pues los verdugos utilizaron cal para evitar la fetidez. Los restos del par fueron trasladados al Instituto de Ciencias Forenses, pues debido a la descomposición no se visualizaron heridas.

 

Rastrean al resto

Otros dos involucrados en el doble crimen ya son rastreados por los agentes del órgano detectivesco. Uno de ellos está plenamente identificado, se trata de Eliezer Miguel Rodríguez, de 25 años, apodado Peter Anguila.

 

El segundo es un hombre conocido con el remoquete de el Perico. El paradero de ambos es completamente desconocido por quienes manejan las averiguaciones.

 

Aún no descartan que otras personas estén implicadas en el hecho, pero por ahora trabajan en localizar a Peter Anguila y el Perico.

 

Desaparición

Adrián y Karlin desaparecieron la tarde del domingo 4 de diciembre, cuando presuntamente realizarían el traslado de un festejo al sector Minifincas, en Puerto Ordaz. Las víctimas eran vecinos.

 

Esa tarde se pusieron de acuerdo y salieron desde donde vivían -en Curagua- a bordo de un camión F-150, pero al parecer, nunca llegaron a su destino.

 

Horas más tarde los parientes de ambos comenzaron a sospechar y al día siguiente denunciaron el caso. Poco después consiguieron el camión donde se desplazaban.

 

Lo hallaron en el sector Los Arenales. En este no había rastros de los hombres, así que los investigadores comenzaron a rastrearlos.

 

Venganza

El móvil que manejan los sabuesos del Eje de Homicidios es la venganza. Aunque en un principio sospecharon que el hecho se trató de un robo, la manera en como ocurrió el crimen hizo que los agentes descartaran tal hipótesis. Aún investigan qué generó el asesinato del par de hombres.




Leido: 15272

MÁS RELACIONADAS


comments powered by Disqus





Hallan enterrados a vecinos desaparecidos